Preguntas poderosas para desbloquearnos

Si quieres crear algo nuevo, debes crear pensamientos nuevos, es decir, debes pensar en algo y de una forma en la que nunca lo hecho antes.

Crear pensamientos que nunca hemos pensado es muy difícil porque nuestro cerebro trata de ahorrar energía y le resulta más fácil reciclar pensamientos del pasado. Una forma de ayudarnos a crear nuevos pensamientos (fuera de la caja de nuestro pasado), es haciéndonos preguntas que nunca nos hemos hecho.

Cuando te haces una pregunta ocurren dos cosas:

1. Envías tu cerebro a una misión para responderla.

2. Tus preguntas son respondidas por pensamientos.

Pero cuidado con el tipo de preguntas que haces. Las preguntas sin salida invitan a pensamientos negativos y reciclados, es decir, normalmente son preguntas para las cuales tu cerebro ya tiene una respuesta ensayada y se la ha repetido mil veces.

“Preguntas sin salida” son por ejemplo: ¿Por qué nunca logro bajar de peso? Este tipo de pregunta lo que le dice a tu cerebro es que “encuentre” todas las razones posibles que expliquen por qué esto es verdad. Entonces claro, tu cerebro te devolverá una serie de argumentos contundentes e irrefutables del tipo: “Todas las mujeres de mi familia son gordas, es genético”, “no tengo fuerza de voluntad”, “no sirvo para hacer dietas”, “no tengo tiempo/dinero para comprar/hacer comida saludable”, “mi familia no me apoya”, etc. Una pregunta como esta sólo generará emociones negativas que te harán darte por vencida (paralizarte) y por lo tanto el resultado será que mantendrás tu mismo peso (o más), con lo cuál tu cerebro sólo confirmará que “tenía razón”. Este tipo de preguntas refuerzan los círculos viciosos y los patrones negativos en los que ya te encuentras.

Otro tipo de preguntas son las preguntas poderosas.

Este tipo de preguntas obligan a tu cerebro a pensar en soluciones que no había pensado antes y que atraen pensamientos positivos. Preguntas poderosas son, por ejemplo: “¿Cómo puedo bajar de peso sin tener que sacrificar las reuniones familiares?”. Esta pregunta activará en tu cerebro la misión de buscar soluciones altamente creativas, no sólo porque no se la ha hecho antes, sino porque la pregunta en sí misma da por sentado dos resultados positivos. La pregunta que le haces a tu cerebro no es “si puedes…” si no más bien “¿Cómo lo voy a lograr?”

Te comparto una lista de preguntas poderosas que puedes utilizar para salir de una zona de bloqueo creativo y poner tu cerebro a trabajar. Úsala como inspiración para crear todas las preguntas poderosas que te ayuden a alcanzar tus metas y encontrar soluciones creativas. Como tu cerebro no tolera una pregunta sin responder, algo se le ocurrirá. Toma papel y lápiz, hazte tantas preguntas como quieras y dejate sorprender por tu capacidad creativa. 

Nota: Las preguntas poderosas son una herramienta muy útil en las sesiones grupales para estimular la inteligencia y creatividad colectiva.

Algunas preguntas poderosas

  1. ¿Qué está bajo mi control cambiar para sentirme mejor?
  2. ¿Esto que estoy pensando me hace sentir mejor o peor? ¿Qué otra cosa puedo pensar para ayudarme a lograr mis metas?
  3. ¿Qué consejo le daría a una buena amiga en esta situación?
  4. ¿Por qué escojo interpretar esta situación de esta forma? ¿De cuáles otras formas puedo interpretarla? ¿Cuál de esas interpretaciones me da mejores resultados?
  5. ¿Qué tengo que hacer para lograr… y además…?
  6. ¿Qué me diría mi “futura yo” si le pregunto sobre cómo resolvió esta situación?”
  7. Si pudiera reescribir mi historia, ¿cómo quisiera contarla?
  8. ¿Cómo puedo hacer esto más divertido?
  9. ¿Cómo puedo delegar esto?
  10. ¿Por qué estoy agradecida?
  11. ¿Qué puedo dar a quién puedo ayudar hoy?
  12. ¿Por qué estoy segura de que puedo lograr esta meta?
  13. ¿Y si supiera la respuesta, cuál sería?
  14. ¿Qué puedo aprender de esta situación?
  15. ¿Cómo puedo honrar mi cuerpo hoy?

Cuando elabores tus propias preguntas poderosas, asegúrate de que contemplen las siguientes características:

¿Tu pregunta asume una creencia o un resultado positivo?

¿Tu pregunta te hace sentir bien o te anima a evolucionar más allá de su zona de confort?

¿Tu pregunta te ayuda a tomar la responsabilidad de tu vida, tus emociones y tus resultados?

¿Tu pregunta te inspira a tomar acción?

¿Tu pregunta genera visión?

¿Tu pregunta abre tu mente?

¿Tu pregunta te invita a ser compasiva y apreciarte?

Si la respuesta es “no” a la mayoría de estas preguntas, sigue con la lluvia de ideas, pero si llena la mayoría de los criterios: ¡felicidades, acabas de crear una pregunta poderosa, ahora, a contestarla!  

Start typing and press Enter to search